El cambio de sistemas de iluminación tradicional a LED impulsan la transición energética

El cambio de un sistema de iluminación tradicional a LED contribuye con la reducción de emisiones de CO2 al ambiente.

Por siete años consecutivos Signify es parte del Índice Mundial de Sostenibilidad Dow Jones.

Cada vez que se enciende un foco, dependiendo del tipo de energía y la tecnología de iluminación determinarán el volumen de emisiones de carbono. En este sentido la energía limpia y los sistemas conectados de iluminación LED, pueden reducir cerca del 90% menos las emisiones de CO2, comparadas con los focos incandescentes.

Bajo este contexto, cada 26 de enero se conmemora el Día Internacional de la Energía Limpia, es decir, aquella que se obtiene de fuentes como el sol o el viento y no implica para su generación la quema de combustible, con lo cual se evitan las emisiones contaminantes a la atmósfera. Esta fecha, también, sirve para promover soluciones sostenibles y amigables con el medio ambiente.

Para dimensionar el impacto del consumo de energía, hay que decir que, a nivel global hay 33 mil millones de puntos de luz, que consumen el 12% de la luz y producen el 5% de las emisiones mundiales de CO2; mientras que la industria de la aviación aporta solamente el 2%.  Como podemos ver el uso doméstico y público de la energía tienen un impacto mayor que este tipo de industria.

Encender un foco tiene un fuerte impacto en nuestro medio ambiente, por lo cual actuar desde el ámbito personal con acciones sencillas, como usar iluminación LED y combinarla con sistemas inteligentes de control ayudará mucho a reducir las emisiones contaminantes.

En el sector público la tecnología LED combinada con los sistemas de telegestión ayudan a tener un control de las luminarias que se encuentran en la calle.  Esto quiere decir, entre otras cosas, que las luces se pueden atenuar cuando hay poco tránsito de personas o autos.

Mientras la transición energética avanza, la tecnología de iluminación llega a lugares insospechados, como la agricultura. En este sector la tecnología desarrollada por Signify está ayudando a tener cultivos de hortalizas en granjas verticales, es decir dentro de contenedores. Gracias a la hidroponía y a “recetas de luz” se ha reducido el uso de agua para los cultivos, al tiempo que se garantiza la distribución de alimentos para las poblaciones cercanas a la granja vertical.

Para colaborar con la industria del turismo y sus objetivos de sostenibilidad, Signify usa la tecnología de impresión 3D para crear luminarias en los hoteles y otros negocios. Esta alternativa ayuda a reducir las emisiones de carbono de la fabricación convencional, con hasta un 76% menos de emisiones por el suministro de materiales y la fabricación; un ahorro de hasta el 28% en el transporte.

Además de lo anterior, cabe destacar que, a nivel corporativo, por siete años consecutivos Signify es parte del Índice Mundial de Sostenibilidad Dow Jones. En la evaluación de 2022, obtuvo puntuaciones completas (100/100) en 66 categorías, incluyendo Estrategia de Cambio Climático y Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) de Alcance 3, Cultura de Riesgo, Diseño e Innovación de Producto, Informes Sociales e Influencia Política.

Signify ha demostrado un firme compromiso con la sostenibilidad y la reducción de las emisiones de carbono a través de soluciones de energía limpia. Su enfoque audaz en la tecnología de iluminación LED lo sitúan como un líder en la industria. Signify está marcando la diferencia en la lucha contra el cambio climático y está impulsando un futuro más sostenible.